Diseño e implementación de fuentes.

El arte del agua

Nuestras Fuentes

El color – un juego de emociones

Construir una fuente no es solo un trabajo técnico y de ingeniería.

Una de las fases más importantes de cada realización es precisamente la fase de diseño. También puede convertirse en un elemento de diseño que utiliza el movimiento y su propiedad líquida para crear efectos espectaculares de formas y colores.

El agua, el elemento principal de la vida cotidiana, moldeada y modelada para ofrecer al espectador un momento único e inolvidable, día tras día se convierte en una de las principales opciones de los diseñadores urbanos para agregar un contexto natural en muchos centros, siempre más urbanizados.

Hoy en día, son un punto de atracción perfecto para insertarse en el paisaje de un càmping, pueblos de vacaciones, parques de riego y parques acuáticos. Detrás de su encanto, esconden sistemas y sistemas que aumentan en complejidad en función del resultado final que desea lograr. Las fuentes modernas son verdaderos concentrados de tecnología que van desde simples boquillas estáticas hasta programación compleja para hacer de su fuente una creación dinámica y danzante. Con la innovación de la automatización del hogar, también será posible gestionar de forma remota todas las funciones infinitas de una fuente. Programación especial, juegos acuáticos y chorros diferenciados son algunos de los efectos que podemos ofrecer para entretener a sus invitados, ofreciendo una oportunidad para jugar y divertirse incluso en espacios pequeños, con la posibilidad de recuperar áreas no utilizadas o en desuso.

NO SOLO ESPACIOS ABIERTOS

Los arquitectos y diseñadores de interiores están introduciendo cada vez más elementos de agua como fuentes y paredes de agua en sus proyectos para embellecer el entorno. Los centros de bienestar, spas, hoteles, centros comerciales, tiendas, hospitales, buscan constantemente sensaciones visuales y sensoriales que puedan ofrecer a sus clientes. Además de ser una opción estética, pueden contribuir a la humidificación de ambientes secos, así como a una mejor calidad del aire gracias a la eliminación de partículas de polvo atmosférico. 

En CEMI creemos firmemente en la sostenibilidad. Analizamos el proyecto y el contexto de intervención para resaltar de inmediato los posibles problemas críticos para encontrar las mejores soluciones arquitectónicas y tecnológicas que nos permitan garantizar la funcionalidad y durabilidad de nuestras creaciones en el tiempo. La sensibilidad y la responsabilidad son esenciales para comenzar a construir un presente sostenible, especialmente cuando se trabaja con un recursos preciosos como el agua.